Historias que inspiran – María Antonieta González

Hay historias que nos demuestran que la actitud es determinante en nuestro bienestar. María Antonieta González es un excelente ejemplo y es por ello que Actitud a Mil quiso compartir su inspiradora historia.

Cuéntame de ti: Tengo 36 años, soy venezolana, madre soltera, cocinera por pasión y convicción. Viví fuera de mi país por 5 años. Eso me dio los dos grandes aprendizajes de mi vida, mi hijo y la pasión por la cocina, entre la distancia y la soledad me perdí en la comida, usándola para llenar vacíos (toda mi vida los sentimientos estuvieron ligados a comer). He sufrido de sobrepeso desde que tengo uso de razón y con esto un sinfín de dietas, doctores, terapias y hasta estuve a punto de realizarme una operación bariátrica.

El fallecimiento de mi Padre más la distancia de mi familia y mi país afectaron mucho mi salud, llevándome cada vez más lejos de lo que algún día llegue a ser, decido regresar a Venezuela y al reencontrarme con la familia, con estandartes de la moda y las tallas de pantalones caí en cuenta de lo lejos que había llegado la báscula. Típico que nos tomamos la foto del cuello para arriba, nos tapamos con un cojín cuando nos sentamos, compramos ropa strech, no tenemos vida social como antes de ser madres, me pintaba el pelo de todos los colores buscando porque ya no me veía tan linda y entre esos capítulos vividos, mi salud día a día iba pasándome factura. No dormía, se me hinchaban las manos, roncaba, no podía usar tacones ni ropa de acuerdo a mi edad (compraba ropa maternal o de señora y la reformaba). Sufría de hemorroides y a pesar de que todas las alarmas se encendían, yo no entendía por que tenía tantos problemas si apenas tenía 33 años y era “saludable”. Estaba aprendiendo a comer, pero realmente NO sabía que la comida y los sentimientos eran los que habían transformado mi vida.

Un día fui a un doctor y me diagnosticó hiperinsulinismo. Fue ‟claro y raspao” como decimos los venezolanos y me dijo tu problema es el sobrepeso, tienes obesidad mórbida (fue como si me hubiese dicho te quedan pocos días de vida) y estás a un paso de la diabetes. ¡Fue mi punto de quiebre! Allí caí en cuenta que no era el cabello, ni las fotos, ni la ropa, ni el maquillaje. Era MI vida la que estaba en riesgo. Con ganas de vivir, decidí comenzar a cambiar esos hábitos que no te voy a mentir fueron súper difíciles al principio, pero a las dos semanas cuando logré dormir una noche entera y logré bajar mis primeros 2 kilos, lloré de la felicidad y juré que lograría quitarme 50 kilos y con mi ejemplo me dedicaría ayudar a otros ¡a cambiar su vida también!

Y aquí estoy. Es el propósito de vida y el trabajo más hermoso que he podido tener. Logré bajar 50 kilos paso a pasito, con alegría y sin dietas. De allí nació mi hashtag #NolollameDieta. Uní mi pasión por la vida con mi pasión por la cocina. Aprendí que no es comer menos es comer mejor. ¡Es comer calidad y no cantidad! Llené esos vacíos que tenía con amor propio. Nos enseñan a amar a los demás pero no nos enseñan a amarnos a nosotros mismos pues llaman eso EGO, y el Ego es malo. No lo llamo ego, lo llamo apreciar el cuerpo donde habitamos, honrarlo, respetarlo y mantenerlo sano. Allí habita nuestra alma y en el estaremos mucho o poco tiempo. En nosotros está la decisión en qué condiciones queremos permanecer.

@lion1970 @mandor09 actitudamil

¿Cómo logras mantener el entusiasmo? Lo mantengo desde que comencé a aceptarme, tal cual soy, a mejorar para mí, no para los demás. A no llamar “Sacrificio” comer sano. Siempre le digo a la gente ¿tú amas a tu esposo o novio? ¿Y lo cuidas verdad? ¿Por qué entonces no te cuidas tú? ¿Es que acaso amas más a los demás que a ti mismo? Cuando nos amamos estamos más pendientes de nuestro bienestar.

Invento e indago mucho sobre los alimentos pues me encanta comer, cuando uno aprende a comer difícilmente caes en el traspiés de comer comida chatarra sin que valga la pena. Con esto quiero decirte que debo disfrutar lo que ingiero, ya no como por comer y ya, ahora disfruto la comida, la saboreo y debe valer la pena.

¿Eres feliz? Soy muy muy muy feliz. Un día desperté y decidí tomar por primera vez en la vida las riendas de mi destino, no esperar por nadie, ni por nada y comencé a materializar. Ser lo que siempre soñé (vivir, hacer y verme como soñaba). Hoy es una realidad, no porque me cayó del cielo. Salí a buscarlo y lo he encontrado. Vivo donde siempre soñé, en la Isla de Margarita en Venezuela. Ayudo desde mi experiencia y a la gente a ser saludables (no porque me contaron) y a transformar sus vidas de una manera sana, divertida e inspirándolas a vivir sus sueños.

Ahora soy rubia y ando bronceada por las playas de mi lindo Mar Caribe jajajaja ¿Qué más puedo pedir? Soñé tener un hijo varón. Jugaba de pequeña que tenía un bebé y lo tengo además es una hermosura de hijo, mi familia es bella, unida y feliz.

@mandor09 @lion1970 actitudamil

¿Cual es tu concepto de felicidad? La felicidad no es un lugar, no es un país, no es el dinero, no es la familia, no es una pareja, eso es un complemento de la felicidad. La felicidad la encontré sentada un día frente al mar cerrando los ojos y dándole gracias a Dios por permitirme hacer con mi vida lo que siempre soñé. La felicidad la consigues con el solo hecho de poder respirar.

¿Cómo haces para levantar tu ánimo a pesar de las circunstancias actuales del país? Eso está en una montaña rusa, a veces sube y a veces baja pero nunca para siempre. Pienso que nada nos pasa para derribarnos o destruirnos, más bien las circunstancias sirven para fortalecernos. Por ejemplo, si yo no hubiese pesado 135 kilos y estar a punto de tener diabetes, hoy en día no estaría escribiendo estas líneas para ti. No transformaría mi vida y seguramente estaría viendo la televisión viendo los días y la vida pasar frente a mi. Así veo la situación país, es crítica pero alguna enseñanza nos dejará. Nada pasa por casualidad y cuando veo las “desgracias que pasan aquí” pienso en los que están peor y aún le sonríen al sol. No puedo decaer, mi naturaleza me lo prohíbe. Soy guerrera, optimista, y sentimental. Eso de ser negativa y pesimista no existe en mi vocabulario “Pa’lante es pa’allá”.

actitudamil @mandor09 @lion1970

Maria Antonieta Gonzalez – @mandor09

Crédito de fotos: Leonardo Pico – @lion1970

7 comments to “Historias que inspiran”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Mensaje *Esta es la persona que yo más admiro, a Mila Gomez la conocí cuando tenia sobrepeso aunque quiero decirles que siempre fué la mujer hermosa que ven en las fotos, viví y disfruté con ella el proceso de su embarazo, y no me pierdo nada de su transformación, es un ser humano maravilloso, ella cuando se propone algo lo consigue, solo me resta mi comaita hermosa felicitarte por millonesima vez, y “pa’ tras” ni para coger impulso, abrazotes.

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.