Adopta una actitud saludable y vive mejor

El término saludable quiere decir que sirve para conservar o restituir la salud. A su vez, la salud se define como un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad o dolencia. Por lo tanto la salud depende de ti y de tu estilo de vida. Es una responsabilidad que no puedes transferir. Así que, comienza hoy mismo a hacerte cargo y decídete a adoptar una actitud saludable.

Algunos consejos para lograrlo:

1. Mantén una alimentación saludable.

Nuestro cuerpo necesita de macronutrientes como lo son los carbohidratos, las proteínas y las grasas buenas para la producción de energía. De igual manera, nuestras células necesitan de diferentes micronutrientes como vitaminas y minerales indispensables para las funciones del organismo. Igualmente, necesitamos el consumo de antioxidantes debido a la producción natural de radicales libres, que aumenta con el envejecimiento, el estrés, la presencia de contaminantes y  las radiaciones.

Las opciones para suplir nuestro organismo de todos los nutrientes son muy variadas y para todos los gustos. Elige en principio alimentos naturales y no procesados como frutas, vegetales, cereales, granos y aceites vegetales. Así mismo, evita el consumo de productos refinados, grasas trans, azúcar y sal, que conducen al deterioro de las células, y por ende son causa de enfermedades.

2. Haz ejercicios regularmente.

Mantenerte activo además de ayudarte a estar en forma y mejorar tu actividad cardiovascular te permite aumentar tu autoestima y vitalidad así como a disminuir el estrés y el insomnio. Ya que hablamos de actividad física, atrévete y comienza a tener una actitud fitness.

3. Duerme adecuadamente.

El sueño es fisiológicamente necesario. Dormir es un hábito que debemos cultivar ya que cuando no dormimos lo suficiente, nos sentimos de mal humor, cansados y corremos el riesgo de cometer errores. Necesitamos dormir para restaurar nuestro organismo. La cantidad de sueño depende de la edad y el rango puede ir de 7 a 9 horas diarias. 

4. Haz de la meditación una práctica continua.

Dormir permite relajar nuestro cuerpo, meditar permite relajar nuestra mente, mantenernos serenos y en paz. Estudios incluso demuestran que la meditación funciona como una medicina.  

5. Mantén una actitud optimista ante la vida.

Está demostrado que el optimismo mejora nuestra calidad de vida, además se asocia a un menor riesgo de enfermedades del corazón.

Decídete a ser saludable y vive feliz!

saludable actitud a mil sonreir

Write a Reply or Comment

Your email address will not be published.